Donar Ahora
¡Bailemos, Saleniana!
Dejándonos deslizar por su fuerza y descomplicada pasión, el grupo de baile de SALESIANA es uno de los grupos de Bienestar Universitario más comprometidos. Conozcan la firmeza en sus pasos y la flexibilidad de su poética. “Lo que me motiva a seguir bailando es lo que me transmite la danza: da tranquilidad y felicidad”, Danna Calderón, una de las estudiantes miembros habló del origen. Conformado por poco más siete estudiantes y dirigidos con carisma, pero con firme determinación, el grupo de baile es orquestado por el profesor Fabián Deaza, un profesor ex alumno salesiano de danza que ha cultivado sus aptitudes artísticas desde el colegio, pero lo volvió su profesión desde hace 12 años. “El grupo lo iniciamos con tres compañeras en el primer semestre. Nos costeamos la primera clase”, la determinación de Danna trajo al profesor, recomendado del colegio León XIII, para dar una clase de rumba abierta. Ante su inexistencia, el espacio para un grupo se abrió con el amparo del Rector P. Leonardo Gómez H. Desde entonces, de dos a cuatro de la tarde, los miércoles y viernes se manifiesta un raro resplandor. “Los ensayos son duros, pero con disciplina y concentración, el ambiente del grupo se presta para muchas cosas: reír y disfrutar del proceso”, Danna resaltó la profesionalidad del profesor que los impulsa a seguir esforzándose, incluso cuando se habla de su mayor temor al bailar: usar tacones. Grupo de baile: alimentando la creatividad en SALESIANA “Las salidas grupales son lo mejor, nos reunimos y nos desestresamos mucho, y aunque lo más denso que nos ha pasado es el afán por la falta de vestuario y de transporte para llegar a los lugares, hemos salido e ido al cierre de los Intercursos del centro Don Bosco y a la Fundación Universitaria Konrad Lorenz a competir”, presumió Danna. Los estudiantes coinciden que la presión por sostener la constancia del grupo y la necesidad de enriquecer el portafolio de presentaciones no es tan difícil de llevar cuando hay ganas de aprender. “Me gusta que haya presión y me gustaría que hubiera más, aún. Me gustaría que al grupo de baile se le diera la importancia que necesita porque por eso es tan pequeño y por eso no hemos estado en una competición, pero yo voy es a gozarla”, declaró Fernando Romero, otro estudiante integrante. Aunque buscan en un futuro un salón con espejos y colchonetas para hacer figuras, “a mi me gustaría llegar a ganar una competencia interuniversitaria y llegar a sentirme orgullosa de lo que aprendí gracias a la universidad”, “me gustaría que me lleven a bailar, por lo menos, a un nivel semiprofesional de salsa”, su motivación es clara.
Ver más noticias
C21
Si tiene información para hacer una denuncia sobre presunto abuso a menores de edad o personas vulnerables, por parte de un Salesiano de Don Bosco o persona vinculada a la Sociedad Salesiana, puede hacer conocer a [email protected]
Copyright © 2023. Salesianos Bogotá
menu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram